Saturday, May 31, 2008

A todos los treintañeros: ¡Felices 30! (y más de treinta)


Hoy me enteré de que entre 1975 y 2005, es decir, en mis primeros 30 años de vida sobre la Tierra, ya desapareció casi el 30% de la biodiversidad a nivel mundial (sírvanse leer el reporte http://www.jornada.unam.mx/2008/05/31/
index.php?section=ciencias&article=a40n2cie).

Treintañeros del mundo: basta de crisis de los 30´s y demás, basta de que si no me he casado o ya me casé y me divorcié, que si voy a tener un hijo o dos o tres, o no he tenido hijos, que si tengo o no tengo trabajo (que en muchos casos es "tengo o no tengo dinero para mantener mi status e ir de reventón"), que si tengo o no tengo coche, que si tengo o no tengo "depa", chico o chica, iPod, laptop, amigos y amigas, amor, implantes de silicón, botox, Convers, boletos para el concierto de moda, etc.
Basta de auto-definirse con base en la propiedad;
de mercantilizar las relaciones personales;
de voltear hacia arriba, olvidándose que hay un abajo, un enfrente, y un detrás, también;
de huir de la realidad -de mil maneras, no sólo emborrachándose, pachequeándose, yendo al cine y/o de compras;
de ver únicamente por uno mismo sin importar cuándo y cómo pisamos a los demás;
de no enterarse de lo Otro que está sucediendo en el mundo, pero sobre todo en México;
de privilegiar las telenovelas (no las del canal 2, sino las del círculo del poder y la política mexicanos) por sobre las otras demandas;
de mercantilizar el conocimiento para abultar el status sin realmente conocer nada;
de no mirar al Otr@;
de darle la vuelta a la liberación;
de huir de la libertad;
de temer;

Antes que tener, somos.
Y somos libres, aunque nos hagan creer lo contrario, o nos impidan serlo.

¿por qué en treinta años de nuestra vida se ha perdido casi el 30% de la vida en este planeta?

6 comments:

m said...

Como siempre, un estupendo editorial.

Miguel.

el pedro said...

qué te hace creer que eres libre? la libertad de elegir entre cocacola y pepsicola?

Alejandra said...

No es una cuestión de fe, Pedro, o de otras creencias. Si uno empieza por "creer" que es libre, entonces algo está mal, ¿no crees?

Celia Martínez Zwanziger said...

EL GRAVE PROBLEMA NO DE LOS TREINTAÑEROS, ALE, SINO DE TODA LA ESPECIE HUMANA, ES QUE SOLO DESARROLLAMOS UNA CONCIENCIA, LA EXTERIOR. NI EL 0.5% DE LA POBLACION COMPRENDE QUE LA MAS IMPORTANTE ES LA CONCIENCIA INTERIOR, LA DE SÍ MISMO. AQUELLA QUE NO SE BASA EN LOS BIENES, OBJETOS, MATERIALES; SI NO EN EL MÉTODO CIENTÍFICO QUE AL APLICARLO EN EL DIA DIA, LEVA AL HOMBRE, A LA MUJER, A COMPRENDER QUE LOS PENSAMIENTOS Y LAS EMOCIONES DEBEN TENER FUNDAMENTOS PARA DEJAR DE SER FALSOS. ESO ES EL BIEN, LO CORRECTO, LA SABIDURIA. CELIA HUIZACHE

Eloisa said...

Alejandra tu escrito tiene esa capacidad que tienen pocas cosas, de limpiar la neblina y hacer sentir el ahora, la piel, la vida.
Eloisa

Juan González said...

Alejandra, no estoy del todo de acuerdo con este post. Hay estudios que demuestran lo contrario. El calentamiento global es una mentira. Y no son menos válidos que el que tu presentas aquí. Nos intentan controlar metiéndonos miedo. Cuando no es el terrorismo, es el calentamiento global, cuando no, la economía. La gente asustada no piensa, no actúa, se controla mejor a alguien que está asustado...
Sí estoy de acuerdo con que la gente sólo mira a su ombligo. Cuidemos el planeta pero no nos volvamos locos con el calentamiento global...