Wednesday, March 21, 2007

Las mujeres de metal de Carlos Marín: pavorosa declaración de un periodista.

Esta mujer de metal me hizo pensar en la opinión de Carlos Marín: una mujer fría,
que no siente, y que inventa para beneficio de... quién sabe de quién...


El lunes 19 de marzo Carlos Marín, director del diario MILENIO publicó en su columna diaria una opinión sobre lo acontecido en la sierra de Zongolica, Veracruz. Lo leí con gran asombro, tratando de recordar si el 19 de marzo podría ser día de los santos inocentes de la primavera, releyéndolo, verificando que cada una de las frases utilizadas realmente imprimiera ese significado a la nota en su totalidad. Y sí, me quedé estupefacta: Carlos Marín opina que el crimen en la sierra de Zongolica es puro cuento:

"Una de las más escalofriantes infamias que se han maquinado en los años recientes, se antoja cocinada y servida para golosos de truculencias delirantes." (Milenio diario, 19 de marzo de 2007)

¿A quién le satisface inventar tal atrocidad, Carlos?

Lo interesante, bueno, interesante porque eso sí satisface a los golosos de truculencias delirantes, es la argumentación de Carlos Marín (que por lo visto hace caso omiso de las declaraciones de José Luis Soberanes acerca de que nada se puede afirmar todavía sobre la causa de la muerte de la señora Ernestina):

"Se asienta en la ficha clínica que la mujer falleció por una falla orgánica múltiple, deshidratación y una probable bronconeumonía. –¿Es verdad que tenía el intestino perforado? –preguntaron los reporteros al director del hospital, Hugo Zárate Amezcua. – Sí, así es. – ¿Cómo pudo el pene perforar el intestino? – No se puede. Tuvo que haber sido un objeto extraño que le introdujeron en el recto y eso dañó su intestino (…). Ningún miembro genital del varón puede provocar el desgarre interno en el ano..."

Para Carlos Marín, esto es evidencia suficiente para desacreditar una posible violación. Carlos, ¿ya se te olvidó el testimonio de las mujeres violadas en Atenco a quienes les introdujeron dedos, y hasta toletes en la vagina?

Y remata:

"El invento contiene tantos ingredientes políticamente explotables que merece figurar en la Hemeroteca de la Ignominia entre otras célebres perversidades del corte del segundo tirador, el sexto pasajero, los cuatro Aburtos, el atentado contra Posadas Ocampo, El chupacabras, el crimen de Estado de Digna Ochoa o el fraude electoral “cibernético” y “a la antigüita” a la vez."

Calificar de invento a una historia contada -en palabras entrecortadas- por una mujer indígena de la tercera edad, cuando todas las pruebas apuntan a la veracidad de su testimonio, raya en el servilismo (¿a quién le quieres caer bien, Carlos?). Pero lo más grave de todo es que raya en la discriminación y el desprestigio a una persona, que como ya ha dicho Carmen Aristegui, es tres veces vulnerable: por ser mujer, por ser indígena, y por ser de la tercera edad.

No sé qué es lo que más me provoca de Carlos Marín: asco o asombro. Que un periodista de su talla pase por alto evidencia que claramente apunta a un delito de violación (traumatismo craneoencefálico, moretones, presencia de líquido seminal en área ano-genital) es grave. También es de asombrar que hasta ahora no se haya comentado su columna en espacios de difusión abierta como lo es el de Carmen Aristegui, o el de Miguel Angel Granados Chapa.

Si alguno de los lectores conoce de un comentario sobre la columna de Carlos Marín del 19 de marzo, por favor, hágamelo saber.

12 comments:

Juan Carlos Romero said...

Hola, Alejandra.
Ahora que lo comentas, en mi blog (http://pellejos.blogspot.com) hice un comentario breve sobre el asunto. El texto de Marín es excelente material para debatir y más allá de sus motivos, le admiro la decisión de publicar esas afirmaciones a título personal. Un abrazo.

Alejandra said...

Juan Carlos:

Gracias por el comentario y por el link. Voy a leer tu blog.

saludos!

Pa y Ma said...

"También es de asombrar que hasta ahora no se haya comentado su columna en espacios de difusión abierta como lo es el de Carmen Aristegui, o el de Miguel Angel Granados Chapa."

¿ No te suena a cuento entonces ?
Un cuento no es tomado en cuenta.

Alejandra said...

pa y ma:


Buen punto... pero, ¿cuál es el cuento? la opinión de Carlos Marín en su columna, no?

Alejandra

Alejandra said...

pa y ma:


Buen punto... pero, ¿cuál es el cuento? la opinión de Carlos Marín en su columna, no?

Alejandra

wemmage said...

Hola Alejandra, me parece indignante lo sucedido a la señora Ernestina Ascencio Rosario, yo participo en un Foro dobrfe cuestiones militares (miarroba.com/foros/conectar_usuario.php?foroid=351158), estuve subiendo ahí todo lo relacionado al Caso Atzompa pero fuí censurado por uno de los moderadores (mac001), quien un buen día, borró todo el material, por eso me decidí a abrir un blog (no soy muy ducho en cosas de computación) y ahora pongo todo lo que me encuentro al respecto en:http://wemmage.blogspot.com/ CASO ATZOMPA: FALLECE LA ANCIANA NAHUA ERNESTINA ASCENCIO PRESUNTAMENTE VIOLADA POR MILITARES
Ojalá te des una vuelta por ahí y me me hagas comentarios, críticas y sugerencias, son bienvenidas, gracias. wemmage

wemmage@gmail.com y/o circulo_roj_o@hotmail.com

x-egeta said...

Pues es un caso muy intrincado. Desde luego que es aventuradísimo que Marín ya dé por dictaminado el asunto. Pero también el silencio de los otros periodistas nos dice mucho. Recuerda a Foucault, el poder de hablar y nuestra lectura también sobre el poder de callar. ¿Por qué decir el caso? ¿Quién gana con hacerlo público? ¿Por qué ya no hablar de ello? ¿Quién gana con el silencio? Yo, a título personal, aún no lo sé y mira que sí me gustaría saberlo.

Mario said...

Hasta cierto punto comparto la opinión de Carlos Marín. El Ejército es la única institución relativamente confiable en el mundo actual; aunque es cierto que unos soldados no lo representan y hay que señalar los errores y las contradicciones que ha publicado la SEDENA.

By the way, un detalle estúpido pero detalle al fin: la señora Ascencio declaró que había sido violada por "hombres de carrilleras"... y los soldados del Ejército no suelen llevar visibles las carrilleras.

De todos modos, me parece que a la mujer mexicana se le ha menospreciado históricamente y es imposible seguir pasándola por alto.

Saludos!

Alejandra said...

Hola Mario:

Gracias por tus comentarios. ¿dónde leíste o escuchaste que la señora Ernestina había dicho lo de los hombres con carrilleras? Sólo por curiosidad.

A más de un mes de mi último post, yo sigo creyendo en el testimonio de la señora Ernestina. Pero también pienso que este caso ya se convirtió en un soberano desmadre donde resulta muy difícil creer los argumentos de una y otra parte.

saludos!
alejandra

Alejandra said...

wow.... que porquería. Si lo que el tal Marín (que ya solo el apellido esta jodido) quería causar polemica, lo ha conseguido. ¿Cómo hacer para que no se te quiten las ganas de seguir viviendo mujer? No practico el feminismo, pero lo que han hecho con doña Ernestina, no tiene madre.
Buena vibra!

Estudios del Fútbol said...

Saben quien es Carlos Marín, uno de los grandes editorialistas de este país.

Trabajó en Proceso y gran parte de lo que todos CONOCEMOS de los crimenes del 68 se lo debemos a su labor periodísticas.

No dejen que sus fobias o filias personales les nublen su visión. ¿Crees realmente que a una mujer de tal edad iba a ser violada como símbolo de autoritarismo?

NO HAY PRUEBAS.

Aclaro, no soy Panista, ni Felipista ni anti AMLO, pero hombre es un atentado contra el sentido común.

Si la violaron que LO PRUEBEN.

NO SEAN MEXICANOS TORVOS

Metztli said...

Hola Alejandra, llegué a tu blog buscando algo sobre Carlos Marín, ya que el miércoles o jueves pasado (24/25 marzo), no estoy segura, lo escuché en el programa de radio de Joaquín López Doriga. Quedé verdaderamente impresionada de la cantidad de estupideces que este hombre es capaz de decir al aire.
Hablaban del calentamiento global y él argumenta que el hombre no tiene nada que ver con los cambios climáticos... que es un proceso natural. No dudo que en un nivel sea, pero la humanidad SI tiene que ver en el acelerado proceso. Marín es un caso de negación llevado a extremos espeluznantes. Se atrevió a decir que las especies extintas son el resultado de la selección natural... figúrate!
Es triste que tipos como él tengan espacio y micrófono (y al parecer fans).

Saludos.